Alivio del asma grave

Los pacientes que sufren de asma severa pueden obtener el alivio que necesitan con la termoplastía bronquial, un procedimiento mínimamente invasivo que consiste en el suministro de energía de radiofrecuencia terapéutica controlada a la pared de la vía respiratoria del cuerpo, lo que permite calentar el tejido y disminuir la cantidad de músculo suave presente en la pared de la vía respiratoria. Aquellas personas que toman múltiples medicamentos para el asma pero aún así sufren de ataques de asma y pierden regularmente tiempo de trabajo, escuela o actividades debido a esta enfermedad, se pueden beneficiar a partir de este tratamiento. South Texas Health System McAllen es el primer hospital del Valle de Río Grande en ofrecer termoplastía bronquial para el tratamiento del asma grave.

Cómo funciona el procedimiento

El tratamiento de termoplastía bronquial incluye tres procedimientos broncoscópicos separados: uno para cada lóbulo inferior del pulmón y otro para ambos lóbulos superiores. Cada procedimiento ambulatorio se realiza aproximadamente cada tres semanas. Con el paciente sedado, la energía térmica se aplica en las vías respiratorias a través de un catéter dentro de un broncoscopio, un instrumento delgado y flexible similar a un tubo, que se introduce por la nariz o la boca del paciente y llega hasta los pulmones. El catéter aplica una serie de explosiones de energía de radio frecuencia con temperatura controlada que dura 10 segundos y que calienta el revestimiento de los pulmones a 65 grados Celsius (149 grados Fahrenheit). El calor destruye parte del tejido muscular que se constriñe durante un ataque de asma, lo que ayuda a reducir la cantidad y la gravedad de los ataques de asma.

Beneficios

  • Menos ataques de asma
  • Menos visitas a la sala de emergencias por síntomas respiratorios
  • Menos días perdidos de trabajo o escuela debido a los ataques de asma
  • Mejor calidad de vida

Capital de las alergias

La Asthma and Allergy Foundation of America (AAFA) clasificó a McAllen, Texas, como el tercer lugar más desafiante para vivir en el país debido a las alergias de otoño, en su informe 2016 Fall Allergy Capitals. Hace 3 años ocupaba el sexto puesto. Las clasificaciones están basadas en el nivel de polen, el uso de medicamentos recetados y de venta libre para la alergia, y la cantidad de alergistas certificados por la junta en cada ciudad. Leer más >

McAllen, Texas, también se clasificó 17º en el país en la lista de AAFA de 2015 Asthma Capitals, que analiza la prevalencia del asma, los factores de riesgo ambiental y la utilización médica de los pacientes en las 100 ciudades más grandes, con el objetivo de encontrar los lugares más desafiantes para vivir con asma. Leer más >