Protección para los residentes del Valle del Río Grande

Se informaron casos de virus del Zika en el Valle del Río Grande. El virus del Zika se transmite a los humanos principalmente a través de las picaduras de mosquito. El virus se puede transmitir de las madres a sus futuros hijos, así como también a través de transfusiones sanguíneas y contacto sexual.

La mayoría de los individuos infectados con el virus del Zika presentan síntomas leves o ningún síntoma en absoluto. Quienes desarrollan los síntomas generalmente presentan una enfermedad leve que se prolonga de unos días a una semana. Los síntomas más comunes del virus del Zika son fiebre, erupción cutánea, dolores en las articulaciones, y conjuntivitis (ojos rojos). La hospitalización por agravamiento de la enfermedad es poco frecuente, y las víctimas mortales son excepcionales.

A continuación, se describen las medidas que toma South Texas Health System McAllen para proteger a las mujeres embrazadas y a los recién nacidos.

Medidas de prevención para mujeres embarazadas

A las mujeres que opten por tener a sus bebés en South Texas Health System McAllen se les realizará un examen de enfermedades infecciosas, y se les hará algunas preguntas sobre viajes y sobre signos o síntomas de infección (fiebre repentina, erupción maculopapular, artralgia o conjuntivitis). Cuando haya un antecedente de viajes a un área con riesgo de transmisión y signos y síntomas clínicos del virus del Zika, se solicitará un sonograma obstétrico para detectar microcefalia (tamaño de cabeza más pequeño de lo normal), y se realizará una prueba para detectar el virus del Zika.

Quienes participan en las clases de preparación para el parto reciben información acerca de los riesgos y signos de advertencia del virus del Zika.

Tratamiento para pacientes infectados

South Texas Health System McAllen cuenta con un especialista en salud materno-fetal y un especialista en enfermedades infecciosas, a los que el obstetra consultará en caso de tener pacientes con casos sospechosos de infección de virus del Zika. Los pacientes reciben tratamiento basado en reposo, líquidos, analgésicos para dolores y malestares, y antipiréticos para la fiebre. El obstetra trabaja con un equipo multidisciplinario que incluye especialista en salud materno infantil, especialista en enfermedades infecciosas, neonatólogo, Departamento de Prevención y Control de Enfermedades y Departamento de Laboratorio , para coordinar el cuidado de pacientes embarazadas infectadas con el virus del Zika.

El equipo de neonatología de South Texas Health System McAllen se especializa en el cuidado de recién nacidos, especialmente de aquellos con necesidades prioritarias, como bebés prematuros y con un peso inferior al normal, con defectos de nacimiento congénitos y con enfermedades graves. A los bebés que nazcan con microcefalia provocada por el virus del Zika se les suministrará cuidado en la UCIN y se les realizará un examen de diagnóstico por imágenes . Los padres del bebé pueden consultar con un especialista en enfermedades infecciosas pediátricas.

Recursos adicionales

Existen recursos adicionales disponibles acerca del virus del Zika en el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas.